OSC Elegida: WallKintun TV Nuevas relaciones entre el Estado y OSC: Aportes, demandas y exigencias.

Guiñazú, Verónica Samanta
2014

A lo largo de la cursada de la presente diplomatura he analizado a la Organización de la Sociedad Civil (OSC) Wall Kintun TV. Este canal de televisión surge como consecuencia de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual (“Ley de Medios”), la cual establece las pautas que rigen el funcionamiento de los medios radiales y televisivos en el país. Esta legislación -promulgada el 10 de octubre de 2009- reemplazó a la Ley de Radiodifusión 22.285 de 1980. A diferencia de esta última, la nueva ley en su artículo 151 establece que los pueblos originarios podrán ser propietarios de medios de comunicación audiovisual. Así, Wallkintun TV emite tanto su propia producción, como contenidos realizados en todo el país, contenidos del Banco Único de Contenidos Audiovisuales (BACUA) y de Educ.ar.

Esta organización tiene como sede institucional y de funcionamiento una oficina en el Centro Administrativo de la ciudad de San Carlos de Bariloche, Rio Negro, Argentina. Esta particular experiencia está siendo desarrollada por la comunidad mapuche “Buenuleo” y consiste en la puesta en marcha del primer canal mapuche de televisión (“Wall Kintun tv”) junto a la Coordinadora de Comunicación Audiovisual Indígena Argentina. Si bien fueron muchos los años de militancia y participación indígena en el proceso de discusión, elaboración y sanción de la ley que hiciera posible esta experiencia, la misma es sumamente reciente, y fue materializada en diciembre del 2012. Esta experiencia está permitiendo la construcción de un “nuevo lugar” –físico y de resistencia- para la comunidad Buenuleo y para las comunidades mapuche, alejado de las fijezas y límites impuestos; “un lugar” que apela a la globalidad, a la utilización de las nuevas tecnologías, conocimientos y medios disponibles para construir una nueva forma de visibilizar al Pueblo Mapuche -en particular- y a los Pueblos Originarios -en general-. Este “nuevo lugar” implica renovadas formas de relación con el estado, particularmente con el estado nacional y ciertos organismos estatales tendientes al cumplimiento de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca, Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) Instituto Nacional de Asuntos Indígenas). Asimismo pone también en evidencia la presencia de nuevas disputas, con sectores de poder, en este caso representados por los grandes monopolios de comunicación. Uno de sus principales objetivos es manifestar, exponer y divulgar que existen otras experiencias y trayectorias a partir de las cuales es posible contrarrestar procesos históricos / políticos de invisibilización y deshistorización –como los que expondré brevemente aquí-, disputando los límites fijados a partir de la construcción de nuevos espacios y lugares, y por ende, nuevas representaciones. En el análisis de este movimiento social se evidencia aquello que Zibechi expone en cuanto a los cambios en relación a la antigua orientación estatal de los movimientos tradicionales, donde se buscaba acceder al estado para poder transformar la estructura de poder “desde dentro”. Es decir que están presentes las características de: autonomía del Estado y los Partidos Políticos; reafirmación de sus culturas e identidades; rechazo de las formas de organización piramidal; y, nuevas formas de acción vinculadas a la toma y ocupación de espacios