La reducción de la incertidumbre

Por Daniel García Delgado

El principal papel de la política de acuerdo a Niklas Luhmann es reducir la incertidumbre, y esta ha aumentado en las últimas dos semanas en forma exponencial.

La Argentina y el mundo han entrado en una situación de incertidumbre y urgencia. En nuestro caso particular, la pandemia del corona virus, se suma a la crisis económica global (caída de bolsas, tendencias a la recesión, diminución del comercio internacional, etc.); y a la todavía irresolución de la reestructuración de la deuda externa tanto con los fondos privados como con el FMI. Esos tres temas actúan conjunta y simultáneamente repotenciando los problemas en los procesos de decisión.

  1. Frente a esto, ante la incertidumbre y la urgencia La Argentina está respondiendo positivamente desde su Gobierno nacional y de los gobiernos subnacionales.

Particularmente, el gobierno nacional, junto con el de la Ciudad de Buenos Aires y el de la Provincia de Buenos Aires abordó el tema conjuntamente en la conferencia del domingo 15 de marzo. El tema sobrepasa los clivajes oficialismo-oposición y han tomado medidas fuertes conjuntas para evitar un pico de la enfermedad y que la llegada del frío nos encuentre en mejores condiciones que las sociedades que no lo previeron.

Como señala el titular de la CTA, Hugo Yasky  “la palabra del presidente de la Nación llega en el momento oportuno. Hace falta darle certidumbre a la ciudadanía ante lo que definitivamente significa la instalación del virus en nuestro país y en la región de América Latina. Creemos que hay poco para inventar. En eso estarán trabajando los laboratorios. Creemos que es oportuna la decisión que se tomó de suspender el ciclo lectivo sin afectar el suministro de los alimentos en las escuelas que tienen esto a su cargo en todo el país, y particularmente las del conurbano. Asimismo, es de vital importancia el anuncio de  inflexibilidad hacia los especuladores que traten de sacar ventaja desabasteciendo o aumentando el precio de los productos en esta situación que vive la Argentina”.

  1. Ante la crisis global se trata de defender nuestra economía y producción como la compra de petróleo local frente al dumping de Arabia Saudita y la caída de los precios, sostener el mercado interno, maximizar la posibilidad de que la gente tenga dinero en el bolsillo a través de diversos instrumentos y medias económicas y sobre los sectores en situaciones de riesgos. Las áreas que serán analizadas en el Gabinete serán Transporte y Economía -con posibles estímulos fiscales- y la situación de los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y los jubilados, quienes se encuentran al tope de los grupos de riesgo.
  2. Ante la reestructuración de la deuda, si bien para muchos abocados al tema sanitaria el mismo no parece una cuestión relevante, no por ello su resolución deja de ser significativa en el corto, mediano y largo plazo para Argentina. Aquí se presentan dos escenarios: uno, el que afirma la necesidad ante los nuevos acontecimientos de ir al default para que, con el dinero que se paga la deuda reactivar la economía. El otro, el continuar con el esfuerzo de reestructuración basada en la sustentabilidad de la deuda poniendo condiciones bien duras de reestructuración, tanto para los grupos privados como para al FMI, que también está impactado por la situación. Antes estas opciones nos inclinamos por esta segunda, de reafirmar la continuidad de un rumbo de sustentabilidad para la reestructuración de la deuda ya que estar afectados por la pandemia, la crisis global y encima encarar un default es un escenario de excesiva incertidumbre.

En conclusión, la reducción de la incertidumbre implica la necesidad de un Estado activo, de políticas consensuadas, de apoyo científico y político a las orientaciones. De tomar medidas y de prevenir. Este parece ser el rumbo adecuado para superar este complejo y desafiante momento.

2020-03-25T10:04:42+00:00

Deje su comentario