La lucha por el Presupuesto: su dimensión ética

La lucha por el Presupuesto: su dimensión ética

Asistimos a un debate público de una relevancia estratégica sustantiva: la sanción de la Ley de Presupuesto 2019. La disputa por la distribución de los recursos y los gastos no es un problema meramente económico, sino que es fundamentalmente de carácter político y de ética pública. La ley de leyes, como pocas veces, será debatida en un marco de alta tensión política. En qué se gasta (o se invierte), qué se ajusta, y qué ingresos proyecta el Estado nacional para 2019, genera hoy un interés especial por varios motivos.

El primer motivo es la tensa  situación social generada por el proceso de recesión con inflación o estanflación, que avanza todos los días un poco más de la mano del ajuste, con tasas de interés altísimas, la ausencia de crédito y el aumento de los servicios públicos. Estas políticas públicas anunciadas en el nuevo presupuesto tienden a paralizar más la economía real y, a su vez, preanuncian la posibilidad de más cierres de empresas, más despidos de empleados públicos, con el consiguiente aumento de la conflictividad social y la represión. Todo esto en un marco donde las promesas gubernamentales insisten en que todavía debemos prepararnos para la peor, ya que “es el único camino posible a seguir”. Hay sobradas evidencias que eso no es así, siempre hay alternativas.

La segunda razón que genera un gran debate es que, éste es un presupuesto diseñado por el FMI. Es decir, por primera vez, el presupuesto es elaborado y aplicado por técnicos argentinos adscriptos al FMI, para maximizar las posibilidades de pago de la deuda contraída en detrimento de derechos adquiridos de los argentinos,  de la disminución de sus capacidades de consumo e inversión del conjunto de la sociedad. Los funcionarios políticos desde el Presidente para abajo son meros aplicadores de esta receta trasnacional de achique del Estado y de su rol donde queda ausente el desarrollo. De los diferentes informes publicados por la UMET y por el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas, queda en evidencia que el proyecto de presupuesto 2019 presentado por el Macrismo establece un recorte importante del gasto social en salud, educación, promoción social, vivienda, trabajo, prestaciones sociales, entre otros. Y que del cuadro de gastos, se desprende claramente que el concepto que recibe el mayor aumento son los pagos de intereses de la deuda. Aquí queda en evidencia los ganadores y perdedores del presupuesto 2019.

El tercer motivo es que este proyecto de Presupuesto, y el ajuste que propone, profundizarán aún más la etapa recesiva y regresiva de la economía no solo en el 2019 sino que condicionarán a gobiernos posteriores. Estos quedarán atados al ajuste permanente y a la cesión de activos y soberanía en caso de incumplimientos. Que eso no pase, dependerá de la lucha y resistencia de la sociedad civil y política tanto en el ámbito parlamentario, en los medios y redes, como en las calles. En este sentido una gran movilización en rechazo de este proyecto de presupuesto ha sido convocada para el día miércoles 24 de octubre, y en ella participarán las tres CTA, la Corriente Federal, ATE Nacional, los gremios docentes, organizaciones estudiantiles; y las organizaciones sociales como CTEP, CCC y Barrios de pie, el movimiento de consumidores y diferentes cooperativas de trabajo. Se trata de una articulación social muy grande y plural que expresa al conjunto de la sociedad que rechaza el ajuste propuesto en el proyecto de ley de Presupuesto 2019.

En este escenario, la aprobación o no del presupuesto ha dejado de ser una decisión de carácter técnico, de economistas, especialistas y debates solo parlamentarios, para pasar a competer a todos los ciudadanos en la medida que allí se define el destino del país. Es por eso que la lucha por el presupuesto tiene una dimensión no solo política, económica y social sino fundamentalmente ética, de suma importancia para el futuro de la sociedad argentina.

Por todo ello desde el Área de Estado y Políticas Públicas de FLACSO (Sede Argentina) adherimos a la convocatoria general de movilizarse frente al Congreso de mañana para rechazar el presupuesto del FMI, y convocamos a toda la comunidad a expresar su rechazo al ajuste neoliberal.

23 de Octubre 2018

Área Estado y Políticas Públicas

FLACSO Argentina

2018-10-23T13:12:16+00:00

Deje su comentario